21 abril 2010

ROLLING STONES -SWEET VIRGINIA-

Demos un giro total y vayámonos hacia la pérfida Albion para colcoar un temazo de sus satánicas majestades(coño parezco un locutor de radio).
Este tema se encentra en un disco redondo, y no lo digo por la forma sino por todos los temazos que lleva y entre todos ellos tenemos este(y Tumbling dice está claro) que me vuelve loco.
Es una canción muy tranquila con armónica de fondo que me hace imaginarme sentado en una hamaca en un porche, en alguna montaña del Pirineo con la música de fondo y un vaso con algún licor en la mano, simplemente relax.
Hoy no busco nada más solo algo que me haga no pensar en el presente, sino en algún futuro que de momento no sé si jamás alcanzaré, pero de momento me vale con imaginármelo.
Disfrutarla!!!



Wading through the waste stormy winter
And there's not a friend to help you through
Trying to stop the waves behind your eyeballs
Drop your reds drop your greens and blues

Thank you for your wine, California
Thank you for your sweet and bitter fruits
Yes, I've got the desert in my toenail
And hid the speed inside my shoe

But come on come on down Sweet Virginia
Come on honey child I beg of you
Come on come on down you got it in you
Got to scrape that shit right off your shoes

5 comentarios:

WOOD dijo...

Temazo es poco, amigo Sergi. Amo profundamente esta canción, una de las muchas joyas desconocidas por el gran publico de los mejores Stones. Abrazo.

raúl dijo...

bien presentado, locutor! :P

Andresmj dijo...

Gracias, hacia tiempo q no la escuchaba, por supuesto buen tema, como no de los Rolling :)

Tx. dijo...

En mi imaginación el porche estaría en algún pueblo perdido del sur de EE.UU.
No conocía la canción, me temo que no paso del Forty Licks... Vaya, debo remediar esto.
Buenas noches

SERGI dijo...

Gracias Wood, cosas tan buenas se han de conocer, esta canción vale el precio de un disco, un abrazo.

Jejeje raúl, voy haciendo pinitos

No hay de que Andres, a disfrutarla

Buen sitio también Tx, bueno cualquier sitio donde nos lleve la imaginación siempre es bueno