22 agosto 2012

LOS DEL PARAMO-THE BEST OF THE WORLD-

Muy buenasssssss,
Pues una vez pasado el ciclo vacacional volvemos a estar de vuelta por estos lares para poner una pequeña entrada.
Espero que todos hayáis pasado unas vacaciones cojonudas, hayáis viajado mucho y sino lo habéis hecho por lo menos hayáis descansado y disfrutado del relax de no tener que hacer nada.
La verdad es que este ha sido mi caaso, como los peques tenían dos meses, el menda y mi media costilla nos hemos quedado disfrutandod el calor del verano de Agosto enBcn
Por mi parte me hubiese aventurado a irnos una semanita por ahí a un hotelito o una casa rural a dar vueltas con los enanos, pero mi mujer pensó que mejor quedarnos por aquñi y no aventurarnos a nada raro. Ahora a toro pasado los dos hemos pensado que posiblemente no hubiese habido ningún problema en viajar, ya que estos son dos santos, los tios, duermen, cagan, mean, comen, pero la verdad es que casi ni se les oye, a la niña un poco más... pero bueno imagino que es cosa de mujeres y viene en los genes jejeje
Pero bueno hemos disfrutado de paseos arriba y abajo por la ciudad, hemos visto las fiestas de Gracia a las 9  de la mañana(totalmente solos y sin gente, es decir cojonudo), hemos salido a comer fuera y hasta hemos cenado una noche fuera de casa, así que no nos podemos quejar para lo pequeños que eran.Así que como el verano se acaba, he decidido remontarme en el tiempo al verano del 94 y recordar un tema que escuché durante aquellos días en Burgos todas las noches.
Por aquel entonces yo ya había acabado el extinto e innecesario servicio militar y me hice muy amigo de un chico de Burgos que se llamaba David Moreno Pérez, pongo su nombre completo ya que le perdí la pista hace mucho tiempo, lo último que sé de el es que estaba por China donde se fue a vivir pero jamás lo he podido volver a localilzar y mira que me jode porque hacimos muy buenas migas, así que si alguno lo conoce decirme algo coño.
Pues lo dicho, en aquel verano el colega me invitó a su casa de Burgos a pasar unos días y aprovechar que eran las fiestas de la ciudad, la verdad es que nos lo pasábamos de coña y pillábamos unas tajadas de la ostia, además el era locutor de 40Principales, con lo que el acceso a todos los bares, fiestas y saraos estaba garantizado, es decir eramos como dos adictos al chocolate metidos en la fábrica de Willy Wonka.
Y cada noche al emprender la retirada nos poníamos este tema que cantábamos a pulmón descosido, bufffff una oda al colesterol, las comidas pesadas y las digestiones jodidas, pero coño que bueno es pegarse un buen pedo después de un platazo de estos bien remojado con un tintorro.
Y en eso que el otro día lo rememoraba y me dije, he de buscar ese tema y ponerle una entrada dedicada a los antiguos veranos de juventud.
Quien no recuerda las fiestas de los pueblos, las borracheras, los pajares, dormir donde caigas o donde puedas, joder yo no sé si aún la gente muy joven(yo sólo soy joven) aún se deben meter esas fiestas, pero la verdad es que creoque como todo fueron otro ciclo por el que pasé para cumplimentar mi formación como persona y que no hay que olvidar, repetirlo ahora posiblemente estaría algo fuera de sitio, pero en su momento estuvo cojonudo.
Así que aquí dejo un homenaje a esos días de locura y desenfreno para que los recordéis y porqué no, pilléis una botella de vino o una de gin y os metáis un lingotazo entre pecho y espalda remeorando alguno de aquellos momentos
Que nadie dijo que envejecer fuese malo ni bueno, simplemente hay que saber hacerlo

Un abrazo!!!


6 comentarios:

Naida dijo...

Como se nota que eres vasco, joder!!

Te has planteado emprender una búsqueda de tu amigo?

Mª Trinidad dijo...

Qué bien querido SERGI:
Está buena la comida y la canción, estupenda, deseo que tus hijos se críen estupendamente y no os den por la noche mucha lata, solo con que duerman unas horillas ya está bien que dejen descansar a sus padres, un abrazo y muchas gracias por volver...Estoy deseando que mi hijo me haga abuela, como loca y no está por la labor...
Un beso , un abrazo, y buen verano.

raúl dijo...

"esto sí que es la felicidad", tú sí que sabes! yo te veo envejecer cojonudamente. abrazos familia!

bboyz1970 dijo...

Como lo sabes , ante un buen guisado (si es de la madre de uno mejor) no hay nada que compita , aunque con estos calores no se yo... Aun me acuerdo de un plato de Fabada que me comí en 1999 en Ribadesella , y sus 24h. de reloj de gases.
Me alegro de la felicidad que desprenden tus textos , se nota que la paternidad te ha recargado. Yo he estado por Italia con la familia , mucho más grandes evidentemente , pero igual de acojonao se va uno. Que ya no depende de uno solo claro.. la verdad es que han aguantado como vellacos.
No hay nada como moverlos desde bien pequeños , eso crea un espíritu de idependencia.

PD. De las fiestas en el pueblo de mis padres me acuerdo , además de el Blue Monday de los New Order y de las calles de chicago de No me pises que llevo chanclas. De los amores de juventud , ¡tierna inocencia!

UN ABRAZO PAPI.

Miquel dijo...

Esto está casi programado, y se vislumbra. Se habrá de pagar por salir de casa. Salut

Dani Poveda Pina dijo...

tu último post en mi cumpleaños! que casualidad!
solo pasaba a saludarte!!!